Mensaje de bienvenida

Es un hecho que las mujeres cada día ocupamos un lugar cada vez mas importante en la sociedad. Después de muchos años años de estar dejadas de lado las mujeres modernas tomamos la rienda de nuestras vidas y hacemos escuchar nuestra voz sin que nos callen ... Esta página esta dedicada a todas aquellas mujeres que son lo que quieren ser, a las que luchan y a las que están decididas al cambio, mujeres tenemos lo necesario para triunfar, no se dejen de lado, adelante, por nosotras las "féminas al mando". Comunícate a feminasalmando@hotmail.com y déjame tus sugerencias y comentarios gustosamente serán aceptadas.

lunes, 2 de marzo de 2009

Prolapso genital


¿Últimamente has sentido dolor en el bajo vientre, sensación de notar un bulto en los genitales, flujo vaginal, picazón; dificultad, dolor y no satisfacción en las relaciones sexuales, pérdida involuntaria de la orina, éstos son algunos de los síntomas de que usted esté padeciendo ,de un prolapso genital pero ¿qué es esto?, ¿por qué se produce?, ¿cómo prevenirlo?

El prolapso genital es el descenso de los órganos pélvicos secundario aun debilitamiento del soporte del suelo pélvico. Cada 9 de 10 mujeres están presentando este problema.


Se divide en tres compartimiento:

Anterior: prolapso en vagina de uretra o en vejiga o ambos (Cistoceles, uretroceles)

Medio: descenso de útero o de cúpula vaginal (Prolapso uterino, enterocele)

Posterior: prolapso de recto (Rectocele).

Causas:
Las causas más frecuentes son:

Traumatismo obstétricos
Multiparidad
Fetos grandes
Mala calidad de los ligamentos
Tejido conectivo y músculos de la pelvis
Disminución de los niveles de estrógeno como por ejemplo en la menopausia.
La presión intrabdominal aumentada en la obesidad
Enfermedades respiratorias crónicas. Ejemplo: asma.
Actividades relacionadas con levantar peso.
Mujeres que han tenido cirugías pélvicas.
En mujeres jóvenes nulípara se produce por insuficiencia, gonodal o parálisis nerviosa, alteraciones medulares y con espina bifida.

"Es más frecuente en la raza blanca y asiática que en la raza negra"

Síntomas
Dependiendo del tipo de prolapso la sintomatología será diferente, pero por lo general puede manifestar en:

Dolor en el bajo vientre.
Pesadez o presión en más de un 90% de los casos.
Sensación de notar un bulto en los genitales, flujo vaginal, picazón.
Dificultad, dolor y no satisfacción en las relaciones, sexuales.
Dolores en la zona sacrolumbar.
Estreñimiento (Trastornos de la defecación, pujo).
Dificultad y molestias a caminar o con otros ejercicios físicos.
Trastornos urinarios, incontinencia o pérdida involuntaria de la orina, alteraciones en la frecuencia miccional con aumento de la urgencia.



Diagnóstico
Se inicia realizando la historia clínica de la paciente; la exploración física y el examen pélvico completo para buscar signos de prolapso; "este examen se lo realiza haciendo pujar a la paciente acostada en la mesa ginecológica, la cual nos da el diagnóstico de qué tipo de prolapso presenta: si es de útero, vejiga o recto".




A esto añado que con este examen nos indica el grado del prolapso, así tenemos:

Grado I: El descenso no alcanza el plano vaginal.

Grado II: El descenso alcanza el plano vaginal.

Grado III: El descenso sobrepasa el plano vaginal. Se realiza estudios de imágenes (Ecografía o resonancia magnética).

Es importante el diámetro pélvico en el prolapso genital, ya que se ha observado en, dichas pacientes presentar diámetro transverso de la' cavidad pélvica mayores en comparación con mujeres en condiciones pélvicas normal.

Tratamiento
El tratamiento a seguir "dependerá del tipo y grado de prolapso genital que presente la persona. "Por lo general la solución de esta patología es la cirugía, para la que hay diferentes técnicas quirúrgicas para la reparación del suelo pélvico.

La cirugía se la llevará a cabo si la paciente lo amerita, se valora la edad, estado general de mujer.
Hay tratamientos no quirúrgicos que el médico los aplicará dependiendo el caso.

Prevención
No se sabe con exactitud si se puede prevenir, he allí algunas prevenciones:

Fortalecer el suelo pélvico durante el embarazo y después del parto.

Practicar ejercicios de contracciones de la" musculatura pélvica (Lo que se conoce como ejercicio de Kegel, es como si tratara de interrumpir la micción).

Terapia de reemplazo hormonal en mujeres con menopausia.

En pacientes que han tenido un parto difícil (Es preferible esperar un considerable tiempo para un segundo embarazo).

Evitar levantar pesos exagerados.

Tratar de mantener un peso adecuado para evitar la obesidad.
Controles anuales con su ginecólogo para obtener un diagnostico temprano si éste fuera el caso.

1 comentario: